Manifiesto por el respeto a la profesión del diseñador y el derecho a un trabajo remunerado

Reproduzco el manifiesto por el respeto a la profesión del diseñador y el derecho a un trabajo remunerado que anda circulando por la red (fuente).
Aún así quiero hacer una puntualización al respecto de lo que se comenta del Crowdsourcing.
Al igual que no se dice que los concursos son competencia desleal, si no que se especifica un tipo de concursos, el Crowdsourcing es un medio para la innovación abierta totalmente correcto, si está bien planteado y no pretendiendo aprovecharse de los implicados.

El origen: el trabajo no debe sortearse, ni convertirse en un hecho vulgar en las redes, detrás de un profesional hay una familia y su trabajo coopera con las empresas y la economía del mercado.
¿Se puede llamar a concurso de aficionados entusiastas para una operación quirúrgica sin ser médicos? ¿Si hoy en día el Diseño es una profesión universitaria, no merece el mismo respeto que cualquier otra profesión?

No existen profesiones de segunda categoría, no existen curanderos del diseño. El capricho de unos empresarios en busca de impacto publicitario barato o de moda no puede avalarse para creer que de esta manera tu también te promocionas.
No se justifican los concursos sin retribución o los encargos por sorteo de votos públicos, al arbitraje irresponsable y ante una desleal competencia como el “crowsourcing“, este no puede ser un sistema de retribución justo al esfuerzo compatible con los resultados que se obtienen en el mercado con el trabajo de un diseñador profesional, cualquiera sea el requerimiento buscado desde un simple logotipo, un espacio comercial o un producto industrial. ¿A esto se le llama globalización y nuevas formas de comercio? Los medios digitales (comercio electrónico) pueden ser muy productivos y eficientes siempre y cuando no sean utilizados para explotar la ingenuidad, necesidad o ignorancia de las personas con tramposas formas de negociación y la apropiación indebida de las ideas.

Millones de personas se benefician de esta actividad directa e indirectamente, que aunque hoy se llame diseño
ya tiene varios siglos de existencia, millones de libros y cátedras en universidades en todo el mundo. No es sino por ella que nace la era industrial y el comercio en el mundo. En el pasado un diseñador era el protoindustrial o el inventor. Hoy no puede ser un oficiante de moda, ni el apéndice de una herramienta como el computador que utiliza, su actividad está avalada en el ámbito de gremios y colegios profesionales, dentro de programas de inversión, investigación y tecnología aunque no pueda verse directamente.

Gracias al sistema económico que ha regido la humanidad en estos últimos dos siglos el diseñador es el profesional que elabora proyectos de productos y la comunicación de los mismos para que sean fabricados y vendidos. Existen muchos tipos de diseñadores: de máquinas industriales, estructuras, arquitectura, urbanismo, motores, aviación, naval, aero espacial, equipos médicos, ergonomía, cargas aéreas, plantas industriales, carrocerías, muebles, ferrocarriles, envases, electrodomésticos, circuitos electrónicos, herramientas, juguetes, moda, textiles, seguridad, letras, gráficos, editoriales, anuncios publicitarios, espacios públicos y privados, escaparates, paisajistas, escenografía, vestuarios, señalización de carreteras, carteles, cinematografía, televisión, infografistas, imagen de empresas, libros, periódicos, revistas, aplicaciones digitales para internet, vídeo juegos, interfaces, inventores y un sin fin de etcéteras.

Si eres un aficionado participa de concursos de arte para aficionados o similares, seguro encontrarás muchos espacios para mostrar lo que haces y no necesariamente vivas de ello. Si en cambio eres profesional, has estudiado y dependes de tu trabajo para vivir rechaza el trabajo no remunerado por empresas comerciales o entidades públicas. Difunde esto antes que sea demasiado tarde.

Adrián García Genética Diseño Estratégico @Adrian_Gcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *